¿Qué es el TCA?

09 de Septiembre de 2021

¿Qué es el TCA?

El TCA es el Trastorno de Conducta Alimentaria. A pesar de lo que se cree, esta enfermedad mental va más allá de la anorexia y la bulimia y puede acarrear graves consecuencias para la salud, tanto física como mental.

 

Qué es el TCA

El Trastorno de Conducta Alimentaria es una enfermedad mental, en la que el paciente presenta ciertos trastornos o desórdenes alimentarios, los cuales pueden desencadenar en enfermedades graves o incluso, en casos más extremos, la muerte.

En la actualidad, encontramos varios tipos de trastornos, además de la anorexia y la bulimia. Todos ellos tienen en común una obsesión por el control del peso y la figura corporal y una preocupación excesiva por la comida. Sin embargo, no en todos ellos, las personas que los sufren están extremadamente delgadas.

En España, alrededor de 400.000 personas sufren trastornos de conducta alimentaria, de los cuales el 75% son jóvenes entre 12 y 24 años. Son las enfermedades mentales con la tasa más alta de mortalidad, según el Centro Nacional de Excelencia para los Trastornos de la Alimentación de Estados Unidos.

 

Tipos de trastornos

Como hemos dicho, encontramos varios tipos de trastornos de conducta alimentaria:

Anorexia nerviosa

La persona que la sufre reduce y restringe considerablemente su ingesta nutricional, lo que conlleva a una pérdida significativa de su peso.

Bulimia nerviosa.

La persona que sufre este TCA recurre a episodios de atracones de comida, en los que después le acompaña el sentimiento de pérdida de control y la culpabilidad. Trata de compensar lo ingerido para evitar el aumento de peso con el vómito provocado, el ejercicio excesivo, el ayuno o el uso de laxantes.

Trastorno por atracón

Este TCA se asocia con personas que tengan obesidad o sobrepeso. Quienes lo padecen, comen mucho más rápido de lo normal y siguen haciéndolo a pesar de sentirse llenos o no tener hambre.

Trastorno de la Conducta Alimentaria No Especificado (TCANE)

Están relacionados con el inicio de la enfermedad o con el proceso de recuperación. Se encuentran síntomas similares y relacionados con la anorexia, la bulimia o el trastorno por atracón, pero no se llega a configurar un diagnóstico completo, aunque no por ello es menos grave. Entre estos trastornos, nombramos la ortorexia (obsesión por comida sana) y la vigorexia (obsesión por el ejercicio físico).

 

Causas

Aunque el Trastorno de Conducta Alimentaria sea una enfermedad, como tal, no presenta una serie de causas comunes entre todos los pacientes. Este tipo de enfermedades suelen aparecer sin previo aviso.

Si bien, existen una serie de factores de diversa índole que influyen en la aparición de los trastornos de conducta alimentarios. Estos son:

  • Factores individuales. Son los que afectan directamente al paciente, como el hecho de conocer algún caso anterior familiar con TCA, rasgos psicológicos, como el excesivo perfeccionismo o autoexigencia, baja autoestima, estar en edad adolescente, ser mujer, etc.
  • Factores familiares. El ambiente familiar es un punto importante a la hora de la aparición de trastornos de casos alimentarios. Un ambiente familiar desestructurado o sobreprotector, o incluso la educación familiar en la que no se potencia la asertividad y la autoestima, pueden ser claves.
  • Factores sociales. Son las causas sociales que pueden provocar el TCA, como el modelo de belleza imperante, la presión social, determinados deportes o profesiones (ballet, modelo), experiencias anteriores, etc.

 

Factores de riesgo

El 75% de las personas que sufren trastornos de conducta alimentaria en España tiene entre 12 y 24 años. No obstante, estas enfermedades pueden afectar a todas las personas, independientemente de su edad, sexo, raza o posición sociocultural.

Según investigaciones recientes*, la prevalencia en España de los trastornos de conducta alimentaria es de un 13%, siendo la enfermedad más común la bulimia (2,9%). La anorexia nerviosa acapara un 0,9% y el trastorno por atracón, hasta un 1,9%.

Estos trastornos se presentan con más asiduidad en las mujeres que en los hombres: solo 1 de cada 10 casos es un hombre. La adolescencia es la etapa de mayor riesgo para sufrir estas enfermedades, siendo las edades más vulnerables entre los 12 y los 18 años. En la actualidad, la necesidad de ser aceptado, practicar un deporte con altas exigencias estéticas, los cánones de belleza sociales y las redes sociales también han resultado ser factores de riesgo. 

 

Los trastornos de conducta alimentaria sí tienen solución, aunque el proceso es largo y complejo, tanto para el paciente como para sus seres queridos. Si necesitas ayuda o crees conocer a alguien que pueda necesitarla, habla con un profesional.

 

*Citado en el artículo:

Jessica Fuentes Prieto, Griselda Herrero-Martín, Marian Montes-Martínez, Ignacio Jáuregui-Lobera. Alimentación familiar: influencia en el desarrollo y mantenimiento de los trastornos de la conducta alimentaria. JONNPR. 2020;5(10):1221-44.